Visual Merchandising: una herramienta de venta

Visual Merchandising
22/11/2021 | Jorge Malcorra Echabarri | Escaparatista, visual merchandiser y asesor en retail

Una herramienta de venta

El visual merchandising es la herramienta que tenemos como comerciantes, para relacionarnos con los clientes. Y es que el visual merchandising es mucho más que colocar productos, es la forma a través de la cual podemos comunicarnos con ellos. 

 Esta comunicación que establecemos con los consumidores, debe ser clara y fácil de entender, pero sobretodo, debe emitir un mensaje adecuado sobre nuestra tienda/negocio. Un visual merchandising mal ejecutado puede dar una sensación de descuido, de falta de atención por el detalle o de que los precios de los productos son elevados en relación a la forma en la que están presentados.  

Es por eso por lo que ahora veremos algunos conceptos que deben quedar claros a la hora de desarrollar el “visual” de nuestra tienda. 

Hay 5 conceptos básicos que se deben tener en cuenta : 

  1. El visual merchandising debe favorecer la circulación de los clientes. Cada producto se vende de una forma diferente, por lo que los productos deben sectorizarse de formas diferentes. Aquellos que necesiten una venta más asistida deberán estar en una zona más reservada que los productos de autoservicio, que tienen que estar en una zona de fácil acceso. 
  2. La colocación del producto debe ser fácil de entender. No se deben realizar colocaciones complicadas que los clientes no comprendan, o que dificulten que los clientes puedan tocar el producto. Las colocaciones tipo “bodegón” o escaparate deben quedar reservadas a zonas altas donde el cliente no llegue. En este punto es interesante resaltar que el mobiliario de la tienda debe estar adaptado a las necesidades de presentación del producto, para que los productos puedan estar colocados adecuadamente. 
  3. El producto debe mirar al cliente. En el visual debemos lograr que el cliente se encuentre los productos a la vista; por eso, los productos deben mirar hacia la puerta y/o hacia el cliente. Además, es importante que los productos estén correctamente presentados, de forma que los clientes los entiendan de un vistazo.  
  4. El precio debe quedar a la vista. El precio de un producto no es tan sólo lo que cuesta un producto, sino que es una herramienta a través de la cual interactuamos con los clientes. El precio de los productos dará una idea a los clientes del tipo de tienda en el que se encuentra y facilitará el acceso a los productos.  
  5. Si no está iluminado no existe. La iluminación es clave en un visual merchandising, todos los productos deben estar correctamente iluminados ya que aquellos que no estén iluminados es como si no estuviesen en la tienda. Cada vez que realizamos un visual merchandising debemos comprobar que la iluminación es la correcta, y si no lo es se debe reenfocar, para que todos los productos se vean adecuadamente.

Además de estos 5 conceptos básicos, hay otro punto muy importante y es que a través del visual merchandising debemos dar la idea de novedad constante, es decir, debemos rotar el producto de la tienda, de tal forma que los clientes se encuentren los productos en lugares diferentes llamando la atención sobre ellos de una forma distinta. Esto provocará que la misma tienda, con el mismo producto, generará discursos diferentes para distintos clientes. 

A modo de conclusión podemos decir que el visual merchandising es una herramienta dinámica y en constante cambio, por lo que como comerciantes debemos prestar atención a cómo los clientes interactúan con los productos para poder adaptar sus necesidades a la colocación y sectorización de los productos, y esto hará que el visual merchandising se convierta en nuestro mejor aliado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario